Habemus cirujano

Buenos Aires, 1 de abril de 2017.

Este jueves visité los 2 cirujanos preseleccionados por mi médico clínico. Tenía cierta ansiedad por este paso. Quería ponerle nombre y apellido al cirujano y posible fecha a la operación. El jueves a la tarde estaba feliz, ya tenía elegido a quien sería el “privilegiado” de llevarse a mi estómago a mejor vida. Pero hoy tenía turno con mi médico clínico  y quería explicarle mi decisión y saber si la compartía.

Ambos cirujanos coincidieron en varios temas:

  1. Ambos me respondieron que no ven otra opción, con mis antecedentes,  que sacarse el estómago. Les pregunté si ellos por algún momento ven la opción de evitar la operación. El NO fue inmediato. Gastrectomía total allá vamos 🙂
  2. Les pregunté si sugerían operarme en Mayo o en Agosto, dado que en Julio viajo con la familia a España. Ambos dijeron que no cambia la situación si me opero en 1 mes o en 4 meses. Que disfrute el viaje, que coma sin restricciones y al regresar, descansado, me opere. 🙂
  3.  Ambos me operarían por laparoscopía. Es decir ingresarán a mi abdomen por una pequeña incisión. No tendré una cicatriz a lo largo del abdomen y podré ser tapa de alguna revista mostrando, sin cicatriz, mis abdominales
  4. Estaré 1 o 2 días en terapia intensiva y 7 días en habitación común
  5. Podré trabajar desde mi regreso a casa  (por si mis jefes Martin y Santiago leen este post)

En todos los POST no menciono los nombres de los médicos que visito. Pero vamos a identificar al cirujano escogido como Dr. C.

El Dr. C. me habló de algo que yo había leído mucho pero no me habían mencionado hasta ahora. Me va a hacer una yeyunostomía. Una yeyunostomía permite colocar una sonda alimentaria en el intestino delgado y sería algo así, como la imagen de debajo, pero sin el estómago… (por obvias razones)

Diagram_showing_the_position_of_a_percutaneous_jejunostomy_feeding_tube_CRUK_342.svg

Esto me dió cierta impresión pero una gran tranquilidad. Por sobre todas las cosas, además de una operación exitosa, no quiero perder 10/15 kilos y no poder recuperarlos. Digamos que no recuperar 5 kilos me dajaría en optimas condiciones. Pero más se notaría y no quiero quedar con “imgen de una persona enferma”. La yeyunostomía solo la tendré por 2 meses y por ella ingresará alimento directo a mi organismo. Tendré por esa vía el alimento “base” que necesitará mi cuerpo para recuperarse. De esta manera, dado que no tendré apetito en la primera fase post operatoria, tendré asegurada mi nutrición por esta vía y no me veré “tan forzado” a obsesionarme con mi nutrición. Luego, de forma ambulatoria, en el consultorio del Dr. C., me la sacan.

Haber definido la fecha (al menos el mes), el cirujano y la clínica me deja tranquilo. Será en agosto, con el Dr. C. en el CEMIC de Saavedra.

El Dr. C. tiene mi edad (40 años), tiene excelentes referencias y un tema secundario, pero también importante, me generó mucha más empatía que el otro cirujano que visité. Me sentí más contenido, me habló de igual a igual sin poner distancia ni formalidad excesiva.

Hoy le mencioné a mi médico clínico la decisión. Esperó que yo dijera a quien había elegido y me dijo que coincidía. ¡Vamos! Menos mal… jejeje. Me mataba si me decía que opinaba lo contrario. Pero me dijo una frase (que trataré de ser textual) sobre la empatía que me generó el Dr. C.

“Juan, lo más importante de la decisión es el OBJETIVO: extraer el estómago de manera exitosa, sin complicaciones. Pero también es muy importante el PROCESO. Esta operación será muy importante en tu vida, a mucha gente le marca un antes y un después. Que ese proceso sea de la mano de un doctor de características como vos comentás no es un tema menor”

Y con eso me quedo. Soy una persona sana, joven (ponele) y la extracción de un estómago sano es algo “fácil”. Va a salir bien y si así no fuese no tendrá que ver seguro con el cirujano elegido (ya que ambos fueron preseleccionados por mi médico clínico por sus antecedentes). Pero sin dudas quiero que mi médico clínico y el Dr C. sean los que tomen las decisiones aún si algo no saliera bien. Es TAN IMPORTANTE confiar y delegar las decisiones en tus médicos…

Estoy feliz, estoy tranquilo y quedan 4 meses para ingresar al quirófano. En 20 días me haré una tomografía computada y una espirometría. Y le informaré al Dr. C. en Mayo que tendrá el privilegio de sacarme el estómago. 🙂

Por lo pronto, en 6 días me voy con mamá a hacer el Camino de Santiago. A caminar 120 kilometros durante una semana hasta Santiago de Compostela con la mujer que me dió la vida, no solo el estómago. Con ella celebraremos la vida. El gen mutado me lo pasó papá, ya hablaremos frente a frente cuando nos encontremos en el cielo…

Como siempre, gracias por estar del otro lado y leer estas líneas. Juano

Anuncios

6 comentarios sobre “Habemus cirujano

Agrega el tuyo

  1. Me alegro mucho por vos Juano y que vayas cumpliendo todos los pasos. Ahora disfrutá con tu mamá el viaje y después con la familia.

    Tenemos tiempo para organizar un asadazo! Abrazo grande!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: